El servicio de llantas incluye:

 

 

Desmontaje y montaje de llantas.

 

 

Revisión de rines.

 

 

Cambio de válvulas.

 

 

Revisión de suspensión y frenos.

SpeeDee Tip:

Con la finalidad de tener un desgaste regular en tus llantas, se recomienda rotar los neumáticos cada 10 o 15 mil kilómetros.

tips para llantas en buen estado

Reparación de llantas

¿Se ponchó tu llanta? Acude con los expertos. Nuestro servicio de reparación de llantas es realizado por expertos, de esta manera siempre podrás viajar tranquilo.

SpeeDee Tip:

Evita circular con llantas seccionadas o con daños en los costados, no pongas en riesgo tu vida.

Tips de reparación de llantas

Nitrógeno

¿Tus llantas se bajan con frecuencia? Olvídate de este problema y solicita nuestro servicio de inflado de llantas con nitrógeno. Inflar las llantas con nitrógeno tiene muchas ventajas:

1) Mantiene la presión de tus llantas estables por más tiempo.
2) Prolonga la vida de tus llantas y rines al eliminar la humedad en el interior.
3) Reduce el consumo de combustible.

SpeeDee Tip:

Inflar las llantas de tu auto con este gas que no tiene humedad por ende no genera tanto vapor de agua dentro de la cámara de la llanta y de esta forma evita que los metales se oxiden y que el caucho se deforme a largo plazo.

Nitrógeno para llantas

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la presión adecuada para mis llantas?

La presión que una llanta requiere depende del modelo de la misma y del vehículo. Puedes encontrar la presión óptima de inflado impresa en el marco de la puerta, la cara lateral de las llantas, o en el manual del automóvil. Un exceso de presión puede hacer que el automóvil sea difícil de maniobrar y muy poca presión puede resultar en la explosión del neumático.

¿Cada cuánto debo revisar la presión de los neumáticos?

Es importante revisar la presión de los neumáticos constantemente. Como mínimo, se recomienda la inspección de las llantas cada 6 meses ó 10,000 km.

¿Cómo revisar la presión de las llantas?

Compra un medidor de presión confiable. Y realiza la revisión de la presión cuando tus llantas estén “frías” –antes de rodar tu auto o al menos tres horas después de que lo hayas manejado-.

¿Cómo inspeccionar una llanta?
Visualmente puedes revisar el estado de tus llantas, verifica que no tengan ningún daño, tal como objetos enterrados que pudieran provocar una fuga de aire. Asegúrate de revisar los costados para verificar que no tenga cortadas, chipotes, raspaduras u otras irregularidades.
¿Cómo leer una llanta?

En el costado de una llanta podemos encontrar la información necesaria sobre sus medidas y condiciones óptimas de operación.  Esto es:

  • Medida: Por ejemplo 215/50R17, el número 215 nos indica el ancho de la banda de rodaje en mm, mientras que el número 50 indica la relación de aspecto entre el ancho de la llanta y su altura, es decir, la altura de la llanta es el 50% de 215 mm, aproximadamente 108 mm. R indica el tipo de llanta (radial es el más común, pero también podemos encontrar B o D, “Bias Ply” y “Diagonal Ply”, respectivamente). Por último el diámetro del rin en pulgadas, en este caso 17 pulgadas.
  • Rating de Carga y Velocidad: Está compuesto por un número (Load rating) y una letra (speed rating), por ejemplo 91V. El número 91 indica la capacidad de carga máxima en la que la llanta puede operar, mientras que la letra indica el rango de velocidad máxima en la que la llanta puede operar con seguridad.
  • Grado de Desgaste (Treadware): Es un número que indica la durabilidad de la llanta, entre más alto sea el número mayos durabilidad.
  • Grado de Tracción (Traction): Este indicador está relacionado con la capacidad de la llanta para frenar en pavimento mojado, siendo AA la mayor calificación. También podemos encontrar A,B y C.
  • Grado de Temperatura (Temperature): Indica la capacidad de la llanta para disipar calor, la escala es A, B y C.
  • Presión Máxima: Presión máxima a la que se puede inflar la llanta sin sufrir daño. Esta no es necesariamente la presión en la que la llanta deba operar.
  • Número DOT: Las primeras dos letras o números identifican al fabricante de la llanta y el código de la planta manufacturera. Antes del año 2000, los últimos 3 dígitos del número DOT representaban la semana (2 dígitos) y el año (1 dígito) de producción. Por lo que si los últimos tres dígitos eran 439, la llanta fue producida en la semana 43 de 1999. Las llantas fabricadas después del 1 de enero de 2000, tienen 4 dígitos en el código de fecha al final del número DOT. Los primeros 2 dígitos representan la semana de producción y los últimos 2 dígitos representan el año de producción. Entonces, 3500 indica que la llanta fue producida la semana 35 del año 2000.
  • Descripción de Servicio: Este dato sólo se encuentra en las llantas fabricadas en Estados Unidos, está compuesto por una letra que indica el uso de la llanta y la medida de la misma. Por ejemplo P215/50R17. La letra P se refiere a los vehículos de pasajeros “Passenger car”, otras denominaciones pueden ser LT (“Light Truck”) para camionetas y camiones ligeros, ST (“Special Truck”) para remolques, T (“Temporary”) para llantas de refacción.

 

 

¿Afectan mis hábitos de manejo la duración de mis llantas?

Si, los hábitos de manejo tienen influencia directa en la duración de las llantas. Te recomendamos evitar las siguientes situaciones en la medida de lo posible para maximizar la durabilidad de tus llantas.

  • Manejar a alta velocidad.
  • Acelerar y frenar bruscamente.
  • Tomar curvas a alta velocidad.
  • Conducir un automóvil con exceso de peso.
  • Conducir sobre objetos extraños en el camino.
¿Es mejor inflar las llantas con nitrógeno?

Inflar las llantas con nitrógeno tiene beneficios como reducción de las fugas de gas en las llantas, incremento en la vida útil de rines y llantas por reducción de humedad. Inflar tus llantas con nitrógeno puede reducir el consumo de combustible de tu automóvil.

¿Es posible reparar cualquier llanta?

No. La reparación de una llanta es un procedimiento que debe ser realizado por profesionales calificados. Las mejores prácticas indican que sólo será posible reparar una llanta con una ponchadura en el área central de la banda de rodaje mientras esta no tenga un diámetro mayor a 6 mm. En general las llantas con tecnología run-flat no pueden ser reparadas.

Evita las filas:

Agenda tu cita de servicio automotriz aquí.