Como sabes, el sistema antibloqueo de frenos ABS es un dispositivo que impide que las ruedas de tu automóvil se frenen de forma no uniforme durante el frenado de emergencia, o sobre una superficie resbaladiza. Sin embargo, existen otras características que es importante conocer, para que tus frenos ABS se mantengan en condiciones óptimas por más tiempo. 

¿Cómo funcionan? 

El sistema ABS funciona de manera conjunta con los frenos, a través de un sensor incorporado a los circuitos del líquido de frenos y en una serie de detectores en las ruedas, monitorea la velocidad en la que gira cada rueda.  El ABS entra en acción cuando detecta una frenada brusca, o bien, cuando alguna de las llantas comienza a perder revoluciones con respecto a las otras, lo que ocasionará que se bloqueen sin que el vehículo se haya detenido. 

¿Por qué son importante los frenos ABS? 

La importancia de este sistema de frenado radica en la seguridad que le brinda a los vehículos. Por ejemplo, en sitios con poca adherencia el auto se detendrá uniformemente, evitando así posibles accidentes. Al conductor también le será posible mantener el control y dirección del auto, aún frenando a fondo.     

¿Cómo frenar con este sistema? 

En caso de hacer uso de este sistema de frenado, es importante saber que a pesar de sentir vibraciones bruscas en el pedal, no debes soltarlo, ya que el sistema ABS está haciendo su trabajo. Es común que el conductor tenga que soltar lentamente el pedal de frenado en un auto sin estos sensores, evitando así que el coche se bloquee. Sin embargo, en un vehículo con frenos ABS, las personas no tendrán que hacer esto. ¿Sabes por qué? Porque el sistema hace todo el trabajo de forma automática, por lo que bombear manualmente el pedal solo incrementará la distancia de frenado.

Dale el mantenimiento que requiere

Al funcionar de forma conjunta con el sistema de frenos convencional, es necesario que este sistema reciba mantenimiento de manera constante por personal capacitado. De lo contrario, tanto los frenos y el sistema ABS podrían fallar. Para evitar percances, los expertos aconsejan realizar servicio preventivo cada 6 meses o cada 10,000 km, y realizar el cambio de líquido de frenos. 

Casos donde no conviene llevar activados los frenos ABS

No es posible desactivar el sistema en todos los vehículos. Sin embargo en autos de alta gama es posible hacerlo. Cuando la adherencia es mínima es recomendable desactivar los frenos ABS, de lo contrario este sistema trabajará y alargará el frenado, bloqueando los neumáticos. Por otro lado, si manejas sobre gravilla, la forma más segura de hacerlo es desactivando el sistema ABS, esto con el fin de que las llantas puedan encontrar una superficie más adherente y facilitar la conducción haciéndola a su vez más segura. Si tu auto no tiene disponible la función para desactivar el sistema ABS, te recomendamos considerar una distancia de frenado mayor.

Ahora que conoces más sobre los frenos ABS, dales el cuidado adecuado y lleva tu coche a mantenimiento preventivo, para evitar fallas y mantener en óptimas condiciones tanto el sistema de frenado normal como el ABS. 

 

 

Solicita tu cotización