A muchas personas nos apasiona todo lo relacionado con las partes del coche. Sin embargo, existen quienes no tienen idea ya sea por desinterés o porque apenas se están adentrando en este mundo tan apasionante. Pero más allá de la pasión que alguien puede tener por los autos, cualquier persona que posea uno debe tener, al menos, un conocimiento básico de sus partes. Lo anterior se debe a que muchas veces pueden ocurrir fallos en tu auto. Conocer bien las piezas del coche te ayudará a prevenir y a resolver problemas pequeños.

En esta primera parte revisaremos en general la división de las partes, y después revisaremos en detalle cada una.

Las partes externas del coche 

En primer lugar están las partes del coche que no forman parte del funcionamiento pero sí de proteger la cabina y de aportar estética al vehículo. Estas partes incluyen el chasis o carrocería, que es el recubrimiento global, las puertas, el cofre y la cajuela.

Las partes internas del coche

Por otra lado, existen las partes internas del coche, estas corresponden al motor, el tanque de gasolina y el sistema de llamadas. Estos tres sistemas son los que permiten el funcionamiento del auto.

También es necesario tener un conocimiento mínimo de las partes del motor. Aprender un poco de los componentes puede ayudarte a resolver fallas menores y evitar el gasto de ir a la agencia y salir con una cuenta cara.

Solicita tu cotización