Las llantas son una parte importante e indispensable de nuestro auto. Aunque los fabricantes de llantas han creado  parámetros como el Treadware para ayudarnos a estimar su vida útil, en realidad no existe una manera precisa de determinar su duración, ya que esta depende de varios factores como calidad de fabricación y diseño, kilometraje, hábitos de conducción, condiciones de clima, condiciones en la carretera y cuidados preventivos. Y es justamente este último factor uno de los más determinantes para asegurar que podamos extender la vida útil de nuestras llantas y sacarles el máximo provecho. A continuación te compartimos algunos consejos para su cuidado:

Inspección visual

El cuidado de las llantas en nuestro auto comienza antes de salir al camino y en gran medida es nuestra responsabilidad como conductores asegurarnos que todo esté en perfecto estado antes de salir a la carretera. Inspecciona regularmente tus llantas, pon especial  atención a los siguientes puntos:

  • Profundidad de la banda de rodamiento
  • Desgaste de llantas no uniforme
  • Objetos extraños (clavos, tuercas, grapas, piedras, etc.) 
  • Zonas dañadas (ej. cortaduras, chipotes)
  • Tapones de válvula dañados ó faltantes

Adicionalmente debemos tener especial atención con la presión en nuestras llantas, pues además de prolongar su vida útil, cuidar este parámetro nos puede ayudar a encontrar fugas o pinchaduras de manera temprana.

Hábitos de conducción

Nuestra misión para cuidar las llantas continua mientras estamos tras el volante, pues nuestro comportamiento al conducir también influye en la duración de las llantas. Te recomendamos prestar atención a las siguientes situaciones:

  • Evita conducir a altas velocidades sobre caminos irregulares (ej. baches, topes)
  • Evita el contacto entre las ruedas y objetos extraños en el camino
  • Evita frenados bruscos
  • Evita estacionar tu auto bajo el sol ó la lluvia por largos periodos de tiempo
  • Al estacionarte, evita dar banquetazos
  • Evita llevar exceso de peso en tu automóvil

Mantenimiento preventivo

Adicionalmente a los cuidados que ya mencionamos es necesario que acudas con un experto por lo menos cada 6 meses ó 10,000 km para una revisión más profunda de tus llantas y suspensión. Una revisión de rutina en el centro de servicio de tu preferencia debería incluir lo siguiente:

Te recomendamos empatar tu visita de inspección de llantas con el servicio de mantenimiento preventivo de tu vehículo, de esta manera aprovecharas mejor tu visita al centro de servicio y evitarás ocupar más tiempo del necesario en el cuidado de tu automóvil. Si después de leer este blog crees que es tiempo de cambiar tus llantas o tienes alguna duda, recuerda que en SpeeDee estamos listos para apoyarte, puedes agendar una cita dando click aquí. Estaremos encantados de ayudarte.